Saltar al contenido →

5 razones para escribir mi tesis doctoral con Scrivener

En estos días estoy acabando el primer borrador de mi tesis. Si la cosa no cambia, me gustaría depositarla a finales de año para poder defenderla durante el primer trimestre de 2015. Un camino que, como decía Kavafis, ha sido laaargo, pero lleno de aventuras y experiencias, jeje. Pero no, este no es un post de balance, porque aún queda trayecto y porque en éste quiero hablar de la herramienta que utilizo para escribir: Scrivener.

Hace algunos años ya escribí algo sobre esta herramienta. Se trata de un programa hecho por y para escritores. A continuación, me gustaría sintetizar los 5 motivos más importantes por los que decidí utilizar Scrivener para mi tesis:

1. No es un simple procesador de textos, es como tener un escritorio físico para cada proyecto

Cada «archivo» de Scrivener no es un documento sin más, es un proyecto donde tienes el manuscrito en el que trabajas, y todo el material de apoyo que necesitas (PDFs, notas, imágenes, etc.). Una metáfora que viene muy bien, es la del escritorio físico. Cuando abro el proyecto de mi tesis es como llegar a ese escritorio en el que estás trabajando durante meses, lleno de notas, post-its, documentos abiertos por una determinada página… y llegas, te sientas, y continuas trabajando por donde estabas.

Captura de pantalla 2014-08-21 a la(s) 20.21.04

Ahora, después de tanto tiempo, no me imagino volviendo al Word, abriendo un documento de cientos de páginas, y yendo hacia abajo con la barra de desplazamiento mientras intento recordar por dónde iba.

2. Es un software de escritura no lineal, puedes trabajar por partes y reorganizar con facilidad

Captura de pantalla 2014-08-22 a la(s) 08.59.24Scrivener te permite trabajar por partes. Cada sección, cada punto o cada parte que tú decidas es un «fichero» nuevo, de esta manera puedes moverlos fácilmente, reordenar la estructura del documento, seleccionar los que quieres ver en pantalla, o trabajar sólo en una determinada sección y sin distracciones.

Además, puedes poner un número máximo de palabras en cada sección y visualizar el progreso de todo el documento, tal y como se ve en la imagen anterior. Para mí esto me resulta muy útil, desde un inicio había previsto que cada capítulo tuviese una extensión aproximada de 8.000 palabras, por lo que esta vista del documento me ayuda a revisar el progreso.

3. Te permite escribir a pantalla completa y sin distracciones

Otra opción interesante, que actualmente ya incorporan muchos programas de texto, es el modo de pantalla completa el cual me permite concentrarme en la escritura sin otras distracciones del sistema operativo, ventanas emergentes o iconos.

Captura de pantalla 2014-08-21 a la(s) 20.40.51

4. Puedes dividir la pantalla para visualizar y trabajar con diferentes partes o documentos a la vez

Volviendo a la interfaz, la columna izquierda que presenta es el binder o cuaderno, es el listado de archivos y carpetas que conforman el proyecto. La primera carpeta es el manuscrito del documento, con todas las secciones y a continuación, puedes crear diferentes carpetas donde meter material complementario o de referencia para su redacción. La ventana principal donde se visualiza el documento puede partirse en dos, permitiendo visualizar y trabajar en dos partes diferentes del documento (por ejemplo, resultados a la izquierda y conclusiones a la derecha), o visualizar material complementario como vemos en la siguiente imagen.

Captura de pantalla 2014-08-21 a la(s) 20.48.26

5. Funciona bastante bien con mi gestor bibliográfico, Sente

La quinta razón es que me permite una buena combinación con Sente, el gestor bibliográfico que utilizo para la tesis (otro programa muy interesante y completo).

Captura de pantalla 2014-08-21 a la(s) 21.00.19

Soy consciente de que me dejo muchas características (como por ejemplo, las capturas o backups de cada sección, las notas, el formato final y el sistema de compilación, etc.), pero diría que estas son mis cinco razones más importantes. Se trata de una herramienta de pago, pero cuenta con una versión de prueba de 30 días (de uso real). ¿Lo que menos me gusta de Scrivener? Su icono… ufff…

Os dejo con algunos enlaces relacionados y de interés: (1) ¿Por qué Scrivener es mi software para escritura favorito?, (2) Tech Luv Thursday: Scrivener, (3) Scrivener – How To Compile With Style, (4) 8 Reasons To Use Scrivener To Write And Produce Your Books, (5) How Scrivener Helped Me Organize All My Writing.

Publicado en Nuevas tecnologías PhD

2 comentarios

  1. J J

    Me he descargado la versión de prueba y tiene muy buen pinta. Tengo dos dudas.
    La primera es que no encuentro ninguna plantilla específica para una tesis doctoral. En otro programas abiertos (tipo LyX) existen multitud de plantillas para redactar una tesis doctoral. Sabes dónde podría conseguir una para este programa?
    En segundo lugar, veo que el precio de la licencia es ligeramente inferior en el caso del ámbito académico. Estamos los doctorandos metidos en dicho campo?

    Muchas gracias Francesc.

  2. Scrivener es una aplicacion que me ha ayudado a organizar y escribir mi tesis doctoral . El problema mas grande que he tenido es el poder compilar en el formato permitido por mi universidad y manejar los multiple cambios recibidos por my editor o comite doctoral.

    Es curioso que una de las mejores funciones del programa es que no tienes que pensar en el formato final pero esto tambien se puede ver como un problema. Como manejas los cambios y el formato final de la tesis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *